Desalinizacion de Agua de Mar

Desalinizacion de Agua de Mar

DESALINIZACION LIBRE DE QUIMICOS

EQUIPOS IDE PROGREEN

IDE PROGREEN

IDE Technologies - Lider Mundial

Vigaflow S.A., es empresa chilena con 15 años de experiencia y una alta reputación en el mercado local, es desde marzo de 2014 distribuidor de la empresa de origen Israelí IDE Technologies, para su gama de plantas desalinizadoras modulares y ecológicas IDE PROGREEN.

IDE Technologies es la empresa Israelí especializada en desalinización con más experiencia en el mundo, que ha construido y opera las más plantas más grandes y avanzadas existentes hasta ahora. Posee más de 45 años de experiencia y más de 400 plantas instaladas en los 4 continentes.

IDE PROGREEN es una línea de plantas desalinizadoras modulares, que cuentan con características que las hacen idóneas para el desarrollo de la desalinización en Chile, con enfoque no sólo en los grandes proyectos, sino que también para abastecer de agua a población e industrias en un amplio rango de volúmenes, con costos de producción y operación eficientes en todos los tamaños. Las plantas de IDE PROGREEN tienen modelos que producen agua desalinizada con calidad potable, desde un caudal de 500 m3/día hasta un máximo de 35.000 m3/día. Considerando consumo de 150 litros al día por persona, estas soluciones podrían abastecer a poblaciones entre 3.300 y 233.000 personas.

Las principales razones que hacen de IDE PROGREEN una alternativa inigualable para el desarrollo sustentable de la desalinización en Chile, son las siguientes:

NO USAN QUIMICOS: por lo que no se contamina el mar, no se requiere de un operador permanente, su operación es de menor costo y facilita la acogida de estos proyectos por parte de la comunidad y de las autoridades ambientales.

CONSUMEN MENOS ENERGIA: además de tener los mejores sistemas de recuperación de energía del mercado, sus membranas no se ensucian gracias al sistema DOC (sistema único de autolimpieza de membranas). Al no ensuciarse no pierde capacidad de producción, evitando tener que operar a más presión, con el consecuente mayor consumo de energía; situación común en plantas desalinizadoras.

REQUIEREN DE MENOS SUPERFICIE: Son tan compactas que una planta para 1000 m3/d requiere el espacio de 3 containers marítimos de 20 pies y una planta para 2000 m3/d requiere el espacio de 3 containers marítimos de 40 pies.

NO REQUIEREN OBRAS CIVILES: Basta con bases correctamente niveladas para montarlas e incluso pueden operar a la intemperie.

RAPIDEZ DE ENTREGA: el plazo de entrega es de 4 meses y el montaje y puesta en marcha es en sólo 10 días, ya que los equipos vienen totalmente terminados desde la fábrica, incluyendo pruebas e interconexiones.

DIFERENTES MODELOS DE COMERCIALIZACION: Existen las opciones de venta de equipo, proyectos llave en mano, arriendo de equipos o incluso venta de agua por metro cúbico, evitando al cliente cualquier tipo de inversión inicial.

CALIDAD DE COMPONENTES: Utilizan sólo los mejores componentes del mercado: las mejores bombas, la mejor calidad de piping, de instrumentación, etc, garantizando mayor vida útil, menor costo de operación y menor requerimiento de mantención.

MONITOREO REMOTO: Todas las plantas incluyen este sistema que hace posible que se monitoreen e incluso, enciendan o apaguen, desde un computador o celular. Lo anterior permite prescindir al máximo de operador y también anticipar cualquier situación que requiera de servicio técnico.

PRECIO COMPETITIVO: IDE y Vigaflow han hecho un importante esfuerzo para que estas plantas además de ser superiores en calidad, lo sean también en precios, generando una real oportunidad de desarrollar el mercado de la desalinización en Chile.

Basados en las ventajas mencionadas, en la experiencia y tecnología de punta de IDE, así como de la presencia, experiencia en fabricación, montaje, puesta en marcha y servicio de post-venta de Vigaflow en Chile, estamos seguros de que esta combinación ofrece una solución concreta a los problemas de abastecimiento de agua permanente en el tiempo y a los más bajos costos, según la tecnología disponible en la industria mundial de la desalinización.