Prensa

17 de julio, 2020

Principales técnicas de desalación

Las principales técnicas de desalación se dividen en dos grandes grupos: evaporación o destilación y membranas.

Dentro de los procesos de evaporación, encontramos las siguientes técnicas: Evaporación Instantánea Multietapa (MSF) y Destilación Multiefecto (MED). Los procesos de membranas comprenden las siguientes técnicas: Osmosis Inversa, Nanofiltración y Electrodiálisis.

La técnica más utilizada actualmente a nivel mundial es la Osmosis Inversa, que alcanza casi el 70% del total; seguida de la MSF (18%), la MED (7%), la Nanofiltración (3%) y, por último, la Electrodiálisis (2%).

 

¿En qué consisten las principales técnicas de desalación de agua de mar?

El principio básico de todos los procesos de evaporación consiste en aportar calor al agua de entrada, consiguiendo su evaporación, para posteriormente lograr su condensación en forma de agua. Como las sales no son volátiles, resulta sencilla la aplicación de técnicas de este tipo para lograr la separación de sales y obtener agua desalada.

El principio básico de todos los procesos de membranas, es el uso de membranas semipermeables que hacen posible la separación de las sales del agua.

Todos los procesos de desalación separan el agua de entrada (de mar o salobre) en dos corrientes diferentesuna de agua desalada (el agua producida) y una corriente de lo que se conoce como salmuera (también denominado concentrado o rechazo) y que es la misma agua de entrada con una mayor concentración de sales, al estar éstas diluidas en menor cantidad de agua.

Principales técnicas de evaporación o destilación

  1. MSF

La Evaporación Instantánea Multietapa consiste en evaporar el agua de mar en varias cámaras o etapas sucesivas (típicamente 15 ó 25) con presiones y temperaturas decrecientes en cada una de ellas. El agua es precalentada mediante condensadores en cada una de estas fases. Al pasar a la siguiente etapa y tener ésta una menor presión, se provoca la evaporación del agua, quedando las sales en el fondo del depósito. El vapor generado por evaporación se convierte -por condensación- en agua con baja concentración salina.

  1. MED

El principio de la Destilación Multiefecto es similar al anterior ya que está formado por cámaras o efectos sucesivos, operando a una presión progresivamente más baja. Las plantas de Destilación Multiefecto están formadas por tubos verticales u horizontales que contienen vapor caliente y sobre los que se pulveriza el agua de entrada para que actúe como intercambiador térmico. El vapor se condensa dentro de los tubos y, como consecuencia del intercambio térmico sobre las paredes del tubo, se hace posible que el agua de entrada del lado exterior de los tubos se evapore. Ese vapor libre de sales pasa al siguiente efecto y calienta la parte interna de los tubos mientras se condensa en forma de agua desalada. Se vuelve a pulverizar agua salada a menor presión sobre la parte exterior de esos mismos tubos, que se evapora. Este proceso se repite sucesivamente en una serie de efectos (típicamente entre 5 y 20). Como sólo es necesario aplicar calor externo en el primer efecto, esta técnica requiere un aporte energético menor que la MSF.

Principales técnicas de membranas

 

  1. Osmosis Inversa

La desalación por Osmosis Inversa consiste en aplicar presión mecánica para contrarrestar la presión osmótica natural y lograr filtrar el agua a través de membranas semipermeables que permiten el paso de las moléculas de agua, pero no el de las sales disueltas en ella. Obtenemos pues la corriente de agua desalada, con menor concentración de sales, y una corriente con mayor concentración salina.

  1. Nanofiltración

La desalación por nanofiltración tiene un principio muy similar al de la Osmosis Inversa. La principal diferencia respecto a ésta, son las características de las membranas semipermeables utilizadas en esta técnica que ofrecen un mayor porcentaje de rechazo de algunos iones de las sales, lo que permite operar a presiones más bajas.

  1. Electrodiálisis

La desalación por electrodiálisis consiste en el paso de iones bajo el efecto de una corriente eléctrica continua a través de una serie de membranas permeables selectivas catiónicas y aniónica que permite la separación electroquímica de los iones. Se colocan entre dos electrodos, las membranas separadas entre sí unos milímetros, para que circule el agua de entrada. Las membranas permiten el paso de los iones, siendo estos transferidos a través de ellas de una solución menos concentrada a otra de mayor concentración.

 

Fuente: AEDyR

Compartir en