Prensa

15 de junio, 2020

¿Sabías qué conmemoramos el 17 de junio?

Cada 17 de junio celebramos el Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía con el fin de generar conciencia en torno a las iniciativas internacionales para combatir estos fenómenos que tanto afectan la vida en el planeta. Esta fecha nos brinda una oportunidad única para recordar que se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles.

Pero para poder entender mejor el fenómeno, que azota fuertemente a nuestro país, quisieramos explicar un poco más el concepto: la desertificación es un proceso de degradación ecológica en el que el suelo fértil y productivo pierde total o parcialmente el potencial de producción.

Las causas de este proceso son:

  • Desforestación
  • Destrucción de la cubierta vegetal
  • Erosión de los suelos
  • Sobreexplotación de acuíferos
  • Sobreirrigación de los suelos
  • Salinización de las tierras
  • Falta de agua

Con frecuencia el ser humano favorece e incrementa este proceso como consecuencia de actividades como el cultivo y el pastoreo excesivos o la deforestación. El desgaste de la tierra más el avance de los desiertos hace cada vez más vulnerables los ecosistemas sobretodo en las zonas secas.

Hoy en nuestro país, nos enfretamos a una de las crisis hídricas más grandes de los últimos 10 años. Tenemos que ser capaces de administrar mejor el recurso cuando esté disponible y, al mismo tiempo, buscar nuevas fuentes de agua, como el reúso y la desalación de agua de mar.

Compartir en